Jefe de taller señala que dueño de Línea Azul pidió adulterar patente de bus accidentado

Daniel Guajardo, encargado del taller de buses Línea Azul y uno de los imputados por el accidente ocurrido a fines de julio en San Francisco de Mostazal donde fallecieron seis personas, apuntó la responsabilidad de lo ocurrido al dueño y representante de la empresa, Marcelo Hernández.

Guajardo entró a trabajar en el año 2009 como mecánico para la empresa en Chillán, asumiendo luego en 2012 como jefe de taller, responsable de la mantención y reparación de los buses.

Según explicó el mecánico en su declaración a la Fiscalía sobre la irregularidad de la matrícula, “Hace seis años aproximadamente llegó al taller un bus marca Volvo modelo D12R, carrocería de dos pisos con la patente BYXL-64. Al hacerle una evaluación esa máquina quedó sin uso por los costos muy altos de reparación, con el tiempo se le han ido ocupando piezas para otros buses”.

En 2014 aproximadamente, mi jefe Marcelo Hernández Sandoval me dijo que hiciéramos el cambio de patentes, desde el bus siniestrado BYXL-64 hacia el bus que recientemente chocó en San Francisco de Mostazal (…) este último tenía orden de embargo y para que no sucediera eso, había que hacerlo”, agregó.

Ante esto, el jefe de taller asegura haberse negado a dicha petición, sin embargo, informó que “mi jefe le había dicho a un pintor de nombre Miguel Pérez Fuentes, el cual ya no trabaja en la empresa, para que hiciera el cambio”.

Sospechas desde la defensa de Marcelo Hernández

Desde la defensa de Hernández, precisan establecer quién conducía realmente al momento del fatal accidente, por lo que su abogado Juan Carlos Manríquez ha solicitado una copia del registro de cámaras de seguridad del peaje Angostura.

“Resulta al menos curioso que quien resultada fallecido fuera el acompañante del conductor Aedo Recabal, el Sr. Larenas, y que el conductor al volante sufriera solo lesiones menores”, sostiene el documento presentado por el abogado.

También, pidió que el fiscal Pablo Muñoz cite a declarar al auxiliar del bus, Jaime Herrera, para que “diga si la persona que era el acompañante en cabina que resultó fallecido era un ex empleado de Línea Azul, que fue retirada desde la zona del volante del bus accidentado”.

La Fiscalía no acogió las peticiones por considerar que no tienen relación con el accidente, pero la defensa insistió a través de una reposición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí